IMG_0164.jpg

I’m an Ecuadorian-American living in Kyoto, Japan. With my multilingual skills, I hope to reach all different kinds of people from around the world with my blog :)

Soy una Ecuatoriana-Americana viviendo en Kioto, Japón. Con mis habilidades multilingües, espero alcanzar a todos diferentes tipos de gente en el mundo con mi blog :)

Fascinada por Singapur

Fascinada por Singapur

En mi última aventura en el sudeste asiático me fui a Singapur. Estaba emocionada de aprovechar al máximo mis finales días de vacaciones en Singapur antes de regresar a Japón. Desafortunadamente, en el tercer día de mi viaje a Singapur, tuve algo de intoxicación alimentaria (yo pienso) y tuve que reorganizar mis planes un poco y tomarme unos días más suaves. Sin embargo, los días antes de enfermarme estaban llenos algunas de las cosas más divertidas para hacer en Singapur.

Aprendí mientras investigaba cosas que hacer en Singapur que no hay ciudades en Singapur, todo el país es la ciudad principal. ¡Podrías explorar el país entero en un día en carro! No me imaginaba que fuera tan pequeño. De esta manera, el transporte público era mi principal método de viaje. Era conveniente y fácil de usar. ¡Mi segundo método de viaje era simplemente caminar! Y como hacía bastante calor, tuve que pasar mucho de mi viaje adentro donde había aire acondicionado. Menos mal que Singapur tenía muchos lugares con aire acondicionado para visitar.

¡Adelante esta mis fotos y descripciones de mi viaje! En mi camino para visitar las atracciones de Singapur que más quería visitar, Gardens by the Bay, caminé por el Downtown Core, una zona llena de rascacielos. ¡Es como Nueva York pero con palmeras!

Este edificio con plantas en cada piso era mi edificio favorito que encontré.

Este edificio con plantas en cada piso era mi edificio favorito que encontré.

Caminaba por el Downtown Core para alcanzar las atracciones que más quería ver. Me gustaba como había tantos edificios y al mismo tiempo tantas palmeras. Era como una jungla en una ciudad metropolitano.

Caminaba por el Downtown Core para alcanzar las atracciones que más quería ver. Me gustaba como había tantos edificios y al mismo tiempo tantas palmeras. Era como una jungla en una ciudad metropolitano.

Gardens by the Bay es una atracción icónica de Singapur, y uno de los mejores jardines que he visitado en ... ¿todo mi vida? Descubrí que había muchos parques y jardines para visitar en Singapur. Era genial poder tomar un respiro entre todos los puntos turísticos de la ciudad. Gardens by the Bay se sentía como si me entré en un mundo extraño. Después de caminar por el opulento centro comercial y hotel de Marina Bay Sands, pude ver a la jungla con los impresionantes "super-árboles" en la distancia. Había un puente que te permite caminar de cerca por los super-árboles, pero creo costaba unos 9 dólares de Singapur, y decidí que caminar debajo del puente era lo suficientemente bueno para mí.

Acercándome al hotel de Marina Bay Sands. Atrás esta Gardens By The Bay, mi destino final.

Acercándome al hotel de Marina Bay Sands. Atrás esta Gardens By The Bay, mi destino final.

Cuando caminaba hacía los Gardens By The Bay, miré hace atrás y pude ver un horizonte lleno de rascacielos.

Cuando caminaba hacía los Gardens By The Bay, miré hace atrás y pude ver un horizonte lleno de rascacielos.

Adentro del centro comercial de Marina Bay Sands habían tiendas lujos y encontré la entrada para Gardens By The Bay.

Adentro del centro comercial de Marina Bay Sands habían tiendas lujos y encontré la entrada para Gardens By The Bay.

¡Gardens By the Bay! Una vista muy linda. Me fascina como puede haber un bosque a lado de un centro comercial lujo como Marina Bay Sands.

¡Gardens By the Bay! Una vista muy linda. Me fascina como puede haber un bosque a lado de un centro comercial lujo como Marina Bay Sands.

Parada debajo de los super-árboles de Gardens By The Bay.

Parada debajo de los super-árboles de Gardens By The Bay.

Continuando con la tema de respiro de las rascacielos, el siguiente lugar donde me fui era el Jardín Botánico de Singapur. Caminé por casi el jardín entero, una aventura que duró casi dos horas. No hay que pagar para entrar al parque, pero había un jardín privado de orquídeas que se tenía que pagar para entrar. Usé mi antigua identificación de estudiante para pagar un boleto a un descuenta, ¡y solo tuve que pagar 2 dólares de Singapur! Era una experiencia muy hermosa y un punto culminante en todo mi viaje en Singapur.

¡La entrada bella del Jardín Botánico de Singapur!

¡La entrada bella del Jardín Botánico de Singapur!

Un arco de plantas en el jardín privado de orquídeas. No se puede ver ningunos de los rascacielos.

Un arco de plantas en el jardín privado de orquídeas. No se puede ver ningunos de los rascacielos.

Pude ver a las orquídeas de cerca en el jardín de orquídeas.

Pude ver a las orquídeas de cerca en el jardín de orquídeas.

Otra parada en mi viaje a Singapur fue Chinatown, un distrito histórico con orígenes humildes y ahora un punto de acceso turístico. Por ejemplo, lugares como la calle Pagoda están llenos de tiendas para comprar recuerdos. Hay edificios de colores brillantes y muchas turistas ahora, pero antes la calle solía estar llena de casas de opio y comerciantes de esclavos. Habían letreros en estas calles describiendo la historia de Chinatown en ingles, entonces de repente pude aprender más sobre Singapur. Otros ciudades podrían hacer lo mismo.

Las calles principales de Chinatown estaban llenas de centros comerciales y restaurantes. Uno de estos lugares es un centro grande de vendedores “hawkers.” En estos centros de hawkers venden todo tipo de comidas baratas. Están llenos de personas, lugareños y turistas, y el centro de vendedores hawkers en Chinatown era lo más atestado que había visto en mi tiempo en Singapur.

Caminar por Chinatown fue divertido, pero definitivamente se sintió como una atracción turística. El centro de vendedores hawkers fue la única parte que sentí que estaba rodeada de lugareños. Me alegro de haberlo visto, pero no es un lugar en el que sienta que pueda ver la auténtica cultura de Singapur. Sin embargo, fue genial poder experimentar Chinatown una vez. También pude entrar al Templo de la Reliquia del Diente de Buda. Este templo era gratis para entrar y pude ver a los devotos orando. Hubo varias exhibiciones en cada piso que representaban diferentes esculturas budistas. Lo que más me gustó fue el jardín de la azotea. Fue un buen descanso de la gente y los ruidos de Chinatown.

Al entrar a la calle Pagoda habían estas estructures de cerdos para la celebración de Año Nuevo Lunar. Este año es el año del cerdo.

Al entrar a la calle Pagoda habían estas estructures de cerdos para la celebración de Año Nuevo Lunar. Este año es el año del cerdo.

La casas bellas de la calle Pagoda.

La casas bellas de la calle Pagoda.

Me encontré con el Templo de la Reliquia del Diente de Buda de repente. Era un templo muy bello que es más grande de lo que se aparece.

Me encontré con el Templo de la Reliquia del Diente de Buda de repente. Era un templo muy bello que es más grande de lo que se aparece.

Mencioné los centros de vendedores hawkers anteriormente, y pude visitar a varios de ellos en mi breve viaje en Singapur. Comí en los centros de vendedores hawkers en Tiong Bahru Market y Golden Mile Food Center. Pasé por Newton Food Center, Telok Ayer Market y Chinatown Food Street sin comer. Los dos primeros donde comí no estaban tan llenos y tenían muchos platos singapurenses diferentes para probar. Me di cuenta que había mucha influencia china e india en la comida de Singapur, al igual que la comida en Malasia. Cuando pasé por el centro de vendedores hawkers en Chinatown estaba demasiado lleno de gente y me sentí ansiosa comprar comida y comer solita. El Newton Food Center y Telok Ayer Market estaban cerrados entonces no pude probar la comida.

En el Tiong Bahru Market yo probé el arroz char siew (pronunciado como shuu), lo que es cerdo asado con arroz. Me gusto tanto que lo comí una segunda vez otro día. Los platos en los vendedores hawkers valen 2 a 3 dólares singapurenses, que son alrededor de 1,5 a 2 dólares estadounidenses. La gente singapurense y los turistas comen allí a menudo, entonces podía ver como la gente local viven realmente.

En la segunda foto, tomé una foto de uni pastel de zanahoria de Singapur. El pastel de zanahoria en realidad no es hecho de zanahoria, sino está hecho con rábano. El pastel es hecho con harina y agua, y es un pequeño placer para disfrutar. El pastel de zanahoria que compré sabía al maní. Creo que todos tienen que probar esta delicadeza si visitas a Singapore.

Una tienda en un vendedor hawker donde compre un plato de cerdo asado.

Una tienda en un vendedor hawker donde compre un plato de cerdo asado.

El pastel de zanahoria esta borroso pero al menos se puede ver como se parece un vendedor hawker.

El pastel de zanahoria esta borroso pero al menos se puede ver como se parece un vendedor hawker.

Un plato de comida india: cordero picante con arroz frito.

Un plato de comida india: cordero picante con arroz frito.

Encontré algunos de mis lugares favoritos de repente y no recuerdo exactamente dónde estaban, pero tomé fotos de ellos. Como Singapur es un lugar pequeño y yo caminaba a muchos de los lugares turísticos, encontré algunos lugares especiales mientras caminaba por la ciudad.

Una iglesia bonita que encontré en Singapur. Me interesa cuando encuentro iglesia cristianos cuando estoy en un país tan exótico como Singapur.

Una iglesia bonita que encontré en Singapur. Me interesa cuando encuentro iglesia cristianos cuando estoy en un país tan exótico como Singapur.

El puente Anderson era muy bonito y lo encontré en via al Merlion.

El puente Anderson era muy bonito y lo encontré en via al Merlion.

El puente Esplanade en la distancia, y el Teatro de Esplanade atrás del puente era construido en la figura de la fruta durian. La fruta durian es una fruta muy apestosa pero muy popular en el sudeste asiático. Casi llegamos al Merlion.

El puente Esplanade en la distancia, y el Teatro de Esplanade atrás del puente era construido en la figura de la fruta durian. La fruta durian es una fruta muy apestosa pero muy popular en el sudeste asiático. Casi llegamos al Merlion.

¡Al final, el Merlion! Esta estatua es un Merlion, parte león y parte pescado. Esta estatua es una versión más pequeña del Merlion real, lo que esta debajo construcción atrás del pequeño Merlion. Camina tanto solo para ver esta estatua pequeñita.

¡Al final, el Merlion! Esta estatua es un Merlion, parte león y parte pescado. Esta estatua es una versión más pequeña del Merlion real, lo que esta debajo construcción atrás del pequeño Merlion. Camina tanto solo para ver esta estatua pequeñita.

Más edificios altos que vi mientras caminaba por el parte Downtown Core de Singapur.

Más edificios altos que vi mientras caminaba por el parte Downtown Core de Singapur.

Mi viaje a través de Singapur fue interrumpido por la intoxicación alimentaria de un plato que comí en uno de los vendedores hawkers. No tenía problemas con la comida de los vendedores hawkers, pero por alguna razón el plato de pato asado que comí me hizo mal. Tenía planes de ir a diferentes lugares en Singapur, como la Isla Sentosa, una isla artificial con playas, museos, y parques de diversiones, como Universal Studios. Porque me enferme, no pude ir a la isla Sentosa. Al menos pude ir a Orchard Road, un distrito comercial que hizo acordar a Tokio.

Singapur se sentía como una mini metrópolis con los rascacielos y los tantos distritos comerciales. El metro y autobús hizo explorar Singapur muy fácil. Algunos lugares proyectaban una inmersión cultural como Chinatown, donde las tiendas de recuerdos y las calles como la Calle Pagoda se sentían cultural pero estaban llenas de turistas. Sentí que los vendedores hawkers de Chinatown tenían más locales que la la calles históricas como la Calle Pagoda.

Si volviera a Singapur, haría más investigación sobre la historia y la popularidad de Singapur. Antes era parte del país de Malasia, y pude ver muchas similitudes entre los dos países. Parece que es un destino popular para los turistas debido a lugares como Gardens By the Bay y la Isla Sentosa. Se ha popularizado aún más por varios medios artísticos como Crazy Rich Asians (que en realidad fue grabado en Malasia pero la historia es en Singapur) y videos de viajes en YouTube. Y, por último, ¡haría todo lo posible para no volver a enfermarme durante mis viajes!


La Búsqueda de Sakura: Parte 1

La Búsqueda de Sakura: Parte 1

Visitando 3 Castillos en una Semana

Visitando 3 Castillos en una Semana