IMG_0164.jpg

I’m an Ecuadorian-American living in Kyoto, Japan. With my multilingual skills, I hope to reach all different kinds of people from around the world with my blog :)

Soy una Ecuatoriana-Americana viviendo en Kioto, Japón. Con mis habilidades multilingües, espero alcanzar a todos diferentes tipos de gente en el mundo con mi blog :)

Mi Primer Visita a Bangkok

Mi Primer Visita a Bangkok

Bangkok, Tailandia. Cuando piensas de Bangkok, ¿qué tipo de cosas te imaginas? Puedo decir con certeza que mis primeros pensamientos incluyó vacilando, comiendo pad Thai y montando elefantes. Aunque se puede ser todas estas cosas, también pude experimentar mucho más en Bangkok. Excepto los elefantes. No creo que habían experiencias con elefantes en Bangkok. Con la ayuda de amigos, aproveché lo más que pude en mis cinco días en Bangkok. Viaje solita por la mayoría de mi tiempo y tuve la libertad de escoger dónde quiero ir por mi cuenta.  Lo primero y más importante fue, por supuesto, explorar todos los diferentes templos budistas famosos. Los templos y santuarios en Japón, con estructuras de madera y estatuas de piedra en su interior, son muy sencillos comparado a los templos de Tailandia.

La vista de Chao Praya y un muelle con barcos para transportar la gente desde un puente.

La vista de Chao Praya y un muelle con barcos para transportar la gente desde un puente.

Un método conveniente y barato (aunque difícil de navegar al principio) para viajar a todos los diferentes templos fue por barco. Hay varios muelles a lo largo de Chao Praya que tenían diferentes líneas de barcos y los muelles funcionan como entradas a los templos. Cada viaje en bote costó menos de 1 dólar estadounidense, y fue otra forma interesante de viajar. Había mucha gente en los barcos, la mayoría de ellos eran turistas que también iban a los mismos templos que yo. Era fácil encontrar los templos una vez que llegabas a los muelles. ¡Me gustó bastante la experiencia de viajar en barco!

Adentro de un barco…¡lleno de gente!

Adentro de un barco…¡lleno de gente!

En la primera parada de mi lista, decidí detenerme en Wat Arun Ratchawararam. Los complejos de templos eran muchos más ornamentados y decorados que los complejos que había visto en Angkor Wat en Camboya. También en comparación con los templos y santuarios en Japón, estos templos tailandeses son los mucho más llamativos. El templo es conocido por su prang, también conocido como espiras. Estas son las estructuras adornadas que aparecen en muchos templos tailandeses. Incluí una foto de uno debajo de este párrafo. Sin embargo, Wat Arun Ratchawararam no era tan vasto como los complejos que vi en Angkor Wat. Se puede pasar algunos minutos en un templo, tal vez una media hora y nada más, pero los templos en Camboya son para explorar horas y horas. Sin embargo, en Wat Arun no solo puedes visitar el templo, sino que también puedes comprar souvenirs y puestos de comida.

Junto a las espiras había una sala de ordenación y parte de una estructura de edificio separada. En frente de la sala de ordenación hay dos guardias de aspecto guerrero que también estaban muy embellecidos. Se parecían muy intimidante, pero interesante a la vista. Una vez más, estoy maravillada por las cosas que los humanos son capaces de crear.

La espira principal de la entrada de Wat Arun Ratchawararam.

La espira principal de la entrada de Wat Arun Ratchawararam.

Los guardianes al frente de una sala de oración en Wat Arun Ratchawararam.

Los guardianes al frente de una sala de oración en Wat Arun Ratchawararam.

Las espiras de Wat Pho, otro complejo de templos cerca de Wat Arun Ratchawararam. Son muy decorados y increíbles.

Las espiras de Wat Pho, otro complejo de templos cerca de Wat Arun Ratchawararam. Son muy decorados y increíbles.

¡También pude ver a alguien decorando una estatua budista!

¡También pude ver a alguien decorando una estatua budista!

La entrada de la sala del Buda Reclinado.

La entrada de la sala del Buda Reclinado.

El Buda Reclinado es un monumento que describe

El Buda Reclinado es un monumento que describe

Después de visitar estos dos complejos de templos principales, decidí caminar por la zona para ver a la gente en sus vidas diarias. Me encontré con otro complejo de templos, Wat Ratchabophit Sathitmahasimaram, que no estaba tan lleno como los otros lugares que he visitado, pero era innegablemente hermoso. El complejo de templo era construido en un espacio mucho más angosto, y no creo que era un templo donde los turistas visitaban a menudo. Fue reconfortante caminar por un complejo de templos sin que hubiera una tonelada de turistas por todas partes.

Una de las vistas más maravillosas de mi viaje a Bangkok.

Una de las vistas más maravillosas de mi viaje a Bangkok.

Otro lugar popular para visitar cerca de todos estos templos es Chinatown. Todo el vecindario está lleno de tiendas y puestos para regatear, comprar y comer. Las tiendas y los puestos de comida estaban bastante apretados y también las personas yendo de compras. Por lo tanto, mantuve mi mochila con mis cosas importantes al frente de mí para asegurarme de que no me robaran. Caminé por todo el vecindario para ver si podía encontrar un par de sandalias buenas y baratas. Al final compre un par por 200 baht, lo que cuesta aproximadamente 6 dólares estadounidense. En realidad soy muy mala con regateando porque me siento mal por tratar de pedir un precio más bajo (¿por qué? No lo sé), así que lo intenté esta vez, pero la señora que vendía los zapatos no bajó el precio para nada. En realidad, me sentí muy bien con el precio de los zapatos, y los usaba casi todos los días después de comprarlos. Al menos mi comodidad valía la pena el precio.

Hay muchos lugares para comer en Chinatown y era recomendado que es bueno cenar allí. La única cosa, sin embargo, fue que no quería quedarme afuera demasiado tarde, así que me fui antes del atardecer. Sin embargo, por las todas los restaurantes que pasé en mi camino de regreso a mi albergue, hay tantos lugares para escoger y probar.

Los Chinatown de cualquier país son muy llena de gente.

Los Chinatown de cualquier país son muy llena de gente.

De todos modos, volvemos a mi lista de tempos. Intenté visitar el Gran Palacio el otro día después de visitar Wat Arun, pero estaba cerrado porque era una día festivo budista. El Gran Palacio incluye otro complejo de templos, además del palacio real. Aparte del edificio principal, el otro monumento famoso es el Templo del Buda de Esmeralda. Dentro de la sala de oración principal había un pequeño Buda hecho de esmeralda que yo...¿no vi? Me paré en el vestíbulo principal por un gran rato para observar todo, y no tomé fotos porque era prohibido y parecía ser un lugar sagrado. No recuerdo haber visto al Buda de Esmeralda, ¿tal vez las luces estaban demasiado bajas? No estoy segura. Sin embargo, el exterior de los templos eran increíblemente elegante y valieron la pena el precio del boleto de 500 baht (alrededor de 15 dólares estadounidense). Aquí hay algunas fotos que tomé del complejo del templo:

La espira dorada del Gran Palacio.

La espira dorada del Gran Palacio.

Para entrar las salas de oración, hay que sacarse los zapatos y caminar descalzo.

Para entrar las salas de oración, hay que sacarse los zapatos y caminar descalzo.

Una estructura hermosa adentro el complejo del Gran Palacio.

Una estructura hermosa adentro el complejo del Gran Palacio.

Al final, ¡el Gran Palacio! Estaba rodeada por jardines lindas.

Al final, ¡el Gran Palacio! Estaba rodeada por jardines lindas.

Le pregunté a uno de mis amigos tailandeses cuáles son algunos otros grandes lugares para visitar en Bangkok, y ellos mencionaron a los Mercados Flotantes. Hay muchos diferentes mercados flotantes, pero uno mencionó que el mejor mercado se llama Damnoen Saduak. Decidí hacer una visita guiada por el mercado flotante y me sorprendió gratamente.

El mercado está a más de una hora del centro de Bangkok, así que me reuní con el grupo de turistas tempranísimo una mañana y nos dirigimos a un puerto que nos llevó al mercado flotante en speedboat. Fue emocionante estar sentada en el bote y estábamos tan cerca del agua que fui salpicada un par de veces. En el camino hacia el mercado flotante, pasamos por barrios privados donde la gente local trabajan y viven en la aldea flotante. El área era tranquila y hermosa, y traté de imaginar cómo debe ser vivir en un lugar donde las veredas son solo vías de agua. Llegamos a la entrada del mercado flotante y nos bajamos de nuestra lancha rápida. ¡Estaba lista para explorar el mercado!

La entrada del mercado flotante.

La entrada del mercado flotante.

El mercado flotante estaba lleno de gente que trabajaba y montaba en sus negocios literalmente. Los vendedores remaban mientras que vendían alimentos y recuerdos. También había un mercado alrededor del río con muchas tiendas vendiendo otros alimentos y recuerdos. Había tantas cosas que ver y comprar que pasé mucho de mi tiempo no más caminando por todo el mercado.

Encontré una plataforma de observación y pude ver a los botes llena de gente remando desde un punto de vista única.

Encontré una plataforma de observación y pude ver a los botes llena de gente remando desde un punto de vista única.

Compre un helado de coco de unos de los vendedores de bote. ¡Estaba rico y refrescante!

Compre un helado de coco de unos de los vendedores de bote. ¡Estaba rico y refrescante!

Se puede descansar de los templos y mercados por otros lados de Bangkok. Decidí visitar otro lugar popular en el centro de Bangkok. El Parque de Lumphini es un parque grande y se sentía como el Central Park de Bangkok. Excepto que me topé con estas lagartijas que parecían como iguanas mientras que caminaba por el lago en el parque. Aprecié estar lejos del bullicio de Bangkok por un rato. Podría caminar alrededor de este tipo de parques para siempre, me encanta ver el paisaje urbano detrás de una ráfaga de árboles y plantas.

La cita del Parque Lumphini.

La cita del Parque Lumphini.

Otro lugar muy recomendado para visitar en el centro de la ciudad es el Centro de Arte y Cultura de Bangkok. Como soy muy artística, sabía que tenía que visitar cualquier galería de arte o museos que pudiera. El Centro de Arte y Cultura tenía espacios de exhibición y es completamente gratis. El interior del Centro de Arte y Cultura era una espiral como el Guggenheim en Nueva York. ¡Era agradable estar dentro de una habitación con aire acondicionado y apreciar el arte!

La entrada del museo desde el estación de tren al frente.

La entrada del museo desde el estación de tren al frente.

Ahora volvamos a las compras, ya que Tailandia es conocida por sus enormes centros comerciales lujos. Justo en frente del Centro de Arte y Cultura está el centro MBK, uno de los centros comerciales más grandes de Bangkok. Por la noche, toda esa zona está iluminada y llena de pantallas con propagandas.

Al anochecer pude ver el centro comercial comenzar aprender sus luces.

Al anochecer pude ver el centro comercial comenzar aprender sus luces.

Por todo el centro de MBK hay centros comerciales como Siam Square y Siam Discovery Center, con muchas opciones para ir a comer. Uno de los alimentos que era recomendado es somtam, una ensalada picante de papaya. Afortunadamente, hay un restaurante llamado Somtam que podría probar. Junto con el somtam comí alitas de pollo, trocitos de cerdo y huevos duros. Aparte de las alas, nunca antes había comido estos alimentos y no estaba preparada para el sabor picante. Tuve que tomar dos botellas de agua para aguantar el picante de la cena.

Muchos platos de comida súper picantes😜.

Muchos platos de comida súper picantes😜.

Después de la cena, mi amiga sugirió probar “After You,” una cadena de postres que tenía una fila larga para entrar. Pedimos un plato de helado con tostada francesa y chocolates Ferrero Rocher y una montaña de crema batida. Fue delicioso, y algo que me gustaría recrear por mi cuenta en casa.

Un postre bien merecido después de una cena picante.

Un postre bien merecido después de una cena picante.

Una de mis excursiones favoritas mientras estaba en Tailandia era el mercado ferroviario de Maeklong. Los vendedores del mercado pusieron sus puestos por encima de las vías del tren cerca de la estación de Maeklong. Cuando el tren entra y sale de la estación, los vendedores retiran sus mesas y artículos. Han creado un sistema único para mover sus cosas de acuerdo del horario del tren. En el recorrido que reservé, ¡entramos al mercado por el tren que se conduce por encima del mercado! Era una experiencia inolvidable.  

Nuestra primera parada fue tomar el tren desde la estación Ban Kalong y recorrer por el campo de Bangkok antes de llegar a la estación Maeklong. Este viaje por tren fue uno de los aspectos más destacados de todo mi viaje. Pude ver un poco del campo, solo una muestra de los lugares más allá de Bangkok. Me gusto que había pocos turistas en este tren. Una vez que nos acercamos a la estación de Maeklong, fue cuando pudimos asomarnos por la ventana y echar un vistazo al mercado. No solo habían los vendedores que estaban viendo el tren pasar, sino también muchos, muchos turistas que filmaban el tren pasar.

El estación de tren para llegar al mercado ferroviario.

El estación de tren para llegar al mercado ferroviario.

Una de las paradas del tren hacia el mercado.

Una de las paradas del tren hacia el mercado.

Mirando a la gente mientras que pase el tren.

Mirando a la gente mientras que pase el tren.

Una vez que llegamos a la estación de Maeklong, pudimos explorar el mercado y ver que comidas y productos la gente vendía y compraba. ¡Noté muchas frutas frescas y algo que se llamaba pasta de camarones! También había cortes de carne y otros comestibles, pero nada realmente que pudiera llevarme durante el resto de mi viaje por el sudeste asiático.

Después de caminar un poco por las vías de la estación, los vendedores comenzaron a mover sus artículos fuera del camino. Traté de encontrar un buen lugar para poder ver pasar el tren, pero hay que admitir que habían muchos turistas, todos tratando de buscar un lugar para grabar el tren moviendo con sus teléfonos. Voy admitir que ver un tren pasar no parece como un gran espectáculo, pero el hecho de que toda la gente estuvieran allí para ver esto hizo que se sintiera más especial de lo que había imaginado. ¡También saqué mi teléfono para grabar! Estoy contenta de haber visto otra parte de Tailandia durante mi viaje por Bangkok. ¡La próxima vez, me gustaría pasar más tiempo en esa parte!

La última parada del tren es el estación donde también está el mercado.

La última parada del tren es el estación donde también está el mercado.

¡Adentro del mercado!

¡Adentro del mercado!

La vista del mercado encima de las vías del tren.

La vista del mercado encima de las vías del tren.

Mis cinco días en el Reino de Tailandia se terminó demasiado rápido. Aunque puedo tachar Tailandia de mi lista de lugares para visitar, ahora sé que debo volver una vez más y explorar los lugares afuera de Bangkok, como Phuket y Chang Mai. Cada vez que visito a algún lugar nuevo, termino queriendo volver otra vez. ¡Tailandia merece un viaje más que cinco días! Hubo partes de mi viaje que no mencioné en esta publicación, y eso es porque elegí mencionar las mejores partes. Hay mucho que aprender sobre esta ciudad.

¡Terminaré este post con algo interesante! Una cosa que había descubierto mientras que investigaba cosas que hacer en Bangkok es un complejo de apartamentos abandonado llamado el Edificio Único Sathorn. Una crisis financiera en Tailandia en 1997 causó que la construcción del complejo se detuviera y se abandonara. Ahora es un lugar donde vagabundos se pueden quedarse, pero también se convirtió en un lugar notorio donde aparecen cuerpos muertos. Sin embargo, esto no detiene a algunos viajeros, y la gente suben hasta la cima para ver increíbles vistas de Bangkok y el río Chao Praya. Yo vi al edificio a menudo porque mi albergue estaba cerca, y pensaba que era único...aunque un miedoso. Si volviera con un amigo, creo que estaría interesado en tratar de ver el edificio de cerca. Cosas así hacen a Bangkok ser un lugar aún más interesante. ¡Está lleno de arte, deliciosa comida y muchas, muchas aventuras!

Me da un poco de miedo pasar este edificio, pero sí es muy interesante de conocer.

Me da un poco de miedo pasar este edificio, pero sí es muy interesante de conocer.


Kuala Lumpur y Penang en Malasia

Kuala Lumpur y Penang en Malasia

¿Que es un Bullet Journal?

¿Que es un Bullet Journal?